Alternativas a guardar tu dinero en casa
A una persona que siente la tentación de guardar su dinero en casa por miedo a que pase algo con el banco jamás deberíamos aconsejarle inversiones con riesgo, por minúsculo que fuera. Si es tu caso, no te preocupes. Hay opciones cien por cien seguras y que te pueden dar unos euros extra en forma …

A una persona que siente la tentación de guardar su dinero en casa por miedo a que pase algo con el banco jamás deberíamos aconsejarle inversiones con riesgo, por minúsculo que fuera.

Si es tu caso, no te preocupes. Hay opciones cien por cien seguras y que te pueden dar unos euros extra en forma de rentabilidad.

Hay muchas alternativas a guardar el dinero en casa y que no se te lo coma la inflación

1. Depósito o plazo fijo

Es cierto que no estamos en el mejor momento de la historia para tener el dinero en un plazo fijo, pero recuerda que tenerlo en casa lo devalúa, lo que equivale a perderlo. Aunque el interés de un depósito sea bajo siempre será mayor que el que te da el colchón o la parte de atrás de un cuadro.

Además, si tienes miedo a que tu banco quiebre y no puedes soportar vivir con esa incertidumbre, deberías saber que existe un fondo de garantía de depósitos.

Eso significa que el Estado respalda 100.000 euros de depósitos de dinero, valores u otros productos financieros. La gente más desconfiada separa en diferentes cuentas su dinero contando con ese límite de garantía.

¿Todavía sigues queriendo guardar el dinero en casa? ¿De verdad? Pues sigue leyendo porque lo más interesante está por llegar.

2. Letras del tesoro

Las noticias que sembraban dudas sobre la solvencia de la deuda pública española fueron muy dañinas porque restaban fiabilidad al producto financiero más seguro: las letras del tesoro.

Por suerte ya no se habla de la prima de riesgo ni tenemos a Moody’s haciendo de las suyas, por lo que el Tesoro Público vuelve a ser una opción mucho más recomendable que guardar tu dinero en casa.

Lo que también debes saber es que la rentabilidad que ofrece es bajísima, casi irrisoria. De hecho, es tan baja que puede estar por debajo de la inflación, por lo que tu dinero seguirá devaluándose (aunque no tanto como en el bote del Colacao, y sin riesgo de robo).

3. Fondos indexados

Esta opción de inversión viene como anillo al dedo a aquellas personas que no saben o no quieren saber de inversión. Basan su estrategia en la idea de que un índice como el IBEX-35, históricamente, siempre ha subido, por lo que replicarlo traerá beneficios a largo plazo, si bien es importante tener en cuenta que el retorno jamás está garantizado.

4. Planes de pensiones

Una parte de ese dinerillo extra que se ahorra mes a mes puede ir a un plan de pensiones. Eso sí, presta atención, lee la letra pequeña y entérate de los riesgos de la inversión, así como de qué porcentaje va a renta fija, a variable o qué otros vehículos utilizan. En Hola Inversión tenemos predilección por los Planes de Pensiones Indexados.

5. Robo advisors

Si lees este blog habitualmente sabrás qué son, si no, puedes leer esto. Los roboadvisors son la tecnología al servicios de los inversores.

Existen más opciones, aunque aún no son muy conocidas. Una de ellas es el crowdlending, una manera de invertir a través de préstamos entre particulares que crece día a día.

En resumen, en cualquier producto financiero tu dinero estará más seguro y será más rentable que si lo guardas en tu casa. ¿Por qué dejar pasar la oportunidad de beneficiarnos del poder del interés compuesto?

Si aún sigues teniendo dudas, escríbenos o deja un comentario. Estaremos encantados de echarte un cable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *