Recomendaciones para guardar el dinero en casa de forma segura, según los hinduistas
El Vastu Shastra es una serie de principios hinduistas sobre la relación entre las leyes de la naturaleza y todo lo que ha sido construido por el ser humano. Si te soy sincero, me resulta raro, pero hay muchas culturas que se toman lo que dice esta doctrina hinduista muy en serio. Si vas a …

El Vastu Shastra es una serie de principios hinduistas sobre la relación entre las leyes de la naturaleza y todo lo que ha sido construido por el ser humano.

Si te soy sincero, me resulta raro, pero hay muchas culturas que se toman lo que dice esta doctrina hinduista muy en serio.

Si vas a guardar tu dinero en casa, estas son las recomendaciones del Vastu Shastra para asegurar la prosperidad y las buenas vibraciones:

  1. Guarda el dinero mirando al norte. Según el Vastu, es la dirección de la riqueza. Si usas una caja fuerte, por ejemplo, la puerta jamás debe estar enfocada al sur. Si al norte no puedes, la segunda mejor opción es al este.
  2. No guardes el dinero junto a otros documentos. Da mala suerte.
  3. Si lo escondes en una habitación, que no sea en una esquina. Mucho menos la esquina suroeste.
  4. La ubicación del dinero no puede ser visible desde la puerta principal. Según esta teoría, tiende a irse…
  5. Lo mismo sucede con ventanas y ventiladores. Escóndelo apartado de esas zonas de tu casa.

Y  hay una más, que es mi favorita: nunca dejes la caja, el sobre o donde guardes el dinero completamente vacío. Deja aunque sea un billete pequeño o unas monedas. Esto es muy aplicable al mundo de las inversiones.

Muchas normas y un poco extrañas, ¿verdad? Nosotros también tenemos algunas recomendaciones para guardar/invertir tu dinero con más seguridad, rentabilidad y garantía, y no tienen nada de feng shui.

Enseguida las sabrás, pero antes tienes que hacer los deberes y leer los riesgos de no confiar en tu banco.

Cómo guardar dinero en casa según los hinduístas

Riesgos de guardar dinero en tu casa

El primero, y más importante, es el causado por la inflación. La misma cantidad de dinero hoy valdrá menos mañana. Así de sencillo, que no simple, es el sistema.

Ponte en situación: imagínate que una persona guarda 100.000 pesetas en una caja de zapatos en el año 1960 y la deja 50 años en lo alto de un armario.

Pasado ese tiempo, vuelve a abrir la caja. Además de haber pillado un montón de polvo, con ese dinero poco más que un iPad podría comprar. En su momento podría haber comprado un piso.

Otro riesgo obvio es que llamen al timbre de casa los amigos de lo ajeno, pero hay muchos más: desde que la humedad te juegue una mala pasada hasta que los ratones lo devoren, pasando por el riesgo de sufrir una inundación o un incendio.

Nunca pasa nada, hasta que pasa.

Ni siquiera tiene que pasar una desgracia. Muchas personas guardan el dinero en sitios tan rebuscados que cuando quieren recuperarlo no tienen ni la más remota idea de dónde lo habían escondido. ¡Ay, las cabezas..!

¿Es delito guardar dinero en casa?

Hacienda deja claro que no, faltaría más, pero añade algunos matices que sí podrían causarte un problema.

Por ejemplo, tú puedes retirar 30.000 euros y meterlos en el forro de una chaqueta pero si pasado un tiempo decides volver a ingresarlos Hacienda puede preguntar por el origen y hacerte pasar por caja.

Si la cantidad es igual y no ha pasado casi tiempo, te librarás de impuestos. Si no, lo tendrás que declarar.

Supongo que ya te habrás dado cuenta de que a pesar de que es legal guardar el dinero en casa, meter los fajos en el bote del detergente como Sito Miñanco no es la mejor idea.

Por esta razón, aquí van una batería de alternativas mucho más inteligentes.

Alternativas a guardar tu dinero en casa

A una persona que siente la tentación de guardar su dinero en casa por miedo a que pase algo con el banco jamás deberíamos aconsejarle inversiones con riesgo, por minúsculo que fuera.

Si es tu caso, no te preocupes. Hay opciones cien por cien seguras y que te pueden dar unos euros extra en forma de rentabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *